Pa que aprecien.


Mi oficio es quizá el mas vilipendiado de todos (ni las putas reciben tanto desprecio y chistes peyorativos), si, soy abogado. Y  además soy abogado laboral. Para que se den una idea, si los abogados fueramos el casting de “Salvados por la campana”, nosotros seríamos Screech. Mal vistos y despreciados por los demás que creen que no somos tan capaces.

"Claro que si, mañana desahogamos la 873"

Nada mas lejos de la realidad.  Si llega un especialista en Civil a querer hacer su juego como en sus juzgados, el sujeto quedará hecho mierda y pidiendo piedad. No cualquiera le entra a estas cosas, asi que Amiguitos, no subestimen a alguien por la rama a la cual se dedica.

Despues de esta “reivindicación de mi oficio” he de decir  que HASTA EN PERROS HAY RAZAS. Lo anterior lo digo porque si bien, muchos tratamos de dignificar un poco el oficio, hay unos que si e pasan de corneta, no lo voy a negar.

Y un ejemplo de este tipo de vivales es el siguiente autor de una autentica joya del huizache (fuente: Mural.com)

‘Pide’ muerto 281 mil
El albañil trabajó un día y acusó despido injustificado; exigen hasta prima vacacional
Por Vania Citlalli de Dios
Guadalajara,  México (24 septiembre 2009).- Angélica Orozco fue condenada a pagarle 281 mil pesos a un albañil muerto.Aunque solamente trabajó para ella un día, Ángel Segura Tachiquin la demandó por despido injustificado en diciembre del 2005 y a los dos meses falleció. Pero su abogado continuó el juicio durante dos años sin informar el deceso.Luis Manuel Pelayo Sánchez, abogado del albañil, presentó ante la Junta de Conciliación y Arbitraje una carta poder presuntamente firmada por Segura Tachiquin el 16 de marzo del 2006. Sin embargo, el trabajador falleció asesinado el 19 de febrero de ese mismo año, según el acta de defunción.”Yo siempre pedí ante la Junta (Local de Conciliación y Arbitraje) que se presentara el trabajador, porque yo no lo ubicaba, y nunca se presentó el trabajador”, señala Angélica Orozco, quien es dentista.

En su demanda, Segura Tachiquin señala que trabajó para ella en la remodelación de los consultorios el 12 de diciembre del 2005 y que al día siguiente fue despedido.

“Presentamos las pruebas de que yo no estuve trabajando ese día ahí, que mi socio tampoco trabajó ese día ahí. De hecho, sí hicimos ese día una remodelación, pero fueron unos amigos de mi socio los que los hicieron”, asegura Orozco.

Por el supuesto día laborado, el albañil exigió el pago de vacaciones, prima vacacional, aguinaldo, prima de antigüedad e, incluso, en la demanda que presentó el 21 de diciembre del 2006 alega que trabajó 18 horas extras semanales.

A la demanda se sumó María de los Ángeles Barajas, como ayudante del albañil y quien ahora reclama el pago del laudo como concubina del fallecido.

“Pero al final de cuentas la Junta dice que nada más se le da entrada a (la demanda de) Ángel Segura Tachiquin, pero a los días me llega la otra demanda laboral por la fulana, como ayudante de albañil”.

En mayo del 2008, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje determina que Orozco debe pagarle 281 mil pesos al albañil, pero el abogado de la dentista ya había tramitado un Amparo.

“Un notificador que trabaja ahí en la Junta me dijo ‘mire, doctora, mejor arréglese, que no sé qué, que esto que lo otro, que no presente el Amparo”, narra.

A través del trabajador de la Junta, el abogado le ofrece a Orozco hacer un convenio: a cambio de 80 mil pesos dan por concluida la demanda. Angélica Orozco aceptó pagarle, pero el proceso continuó porque el desistimiento debía firmarlo Segura Tachiquin.

“Como ya le había dado el dinero (al abogado), voy y me pongo a investigar por qué se había hecho ojo de hormiga (el albañil) , nadie lo conocía y nadie lo había visto. Y ándale que me encuentro una ficha signalética de que había entrado a la penal por fraude”, añade.

“Entonces, sigo investigando y ándale que había entrado acuchillado al Hospital Civil”.

¿Como la ven? Legalmente puedo decir lo sieguiente:

El muerto “pudo haber ganado” esos 281 mil con todas las de la ley. El abogado debió iniciar el juicio sucesorio a fin de que se nombrara un albacea, mismo que representaría los intereses del difunto y por tanto el juicio se podría haber continuado de forma normal.

El motivo del título de este post es un mensaje a esos 2 clientes que comparten la autoría de este blog. Ya que puedo ser un “chupasangre”  (como fuí llamado por el hijo de Margarito)…

MIJO REGRESATE A LA CASA, DEJA DE ESCRIBIR EN LA CHAIRA

"MIJO REGRESATE A LA CASA, DEJA DE ESCRIBIR EN LA CHAIRA"

Pero hago las cosas como se debe.

Y ya lo saben, cualquier problema de esa índole no duden en contactarme a través de los comentarios de este blog o bien, escribir un correo a  los.chairas@gmail.com

Y apurense que papi necesita zapatos nuevos.

AILA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Zabe. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Pa que aprecien.

  1. ailus dijo:

    jajaja carbon sentido, lo de abogado chupasangre no era para q te sintieras XD, buena historia la que escribiste ^^

  2. isaac177 dijo:

    haha lo peor del caso es que ni los disfruto la lana el albañil,

  3. maria luisa cisneros lazaro dijo:

    Quisiera saber si gano el caso el abogado luis manuel pelayo yo tengo un caso con el fui despedida por tenér carncer y

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s