Quiero unos Submarinous….


Me gustan los miércoles; son el día que queda en medio de la semana labora, atrás van quedando los días de trabajo duro, se vislumbra ya el fin de semana, los pajaros cantan, el viento sopla, los carros escupen humo, y lo más importante, es día de precio especial en el cine (2×1 o mitad de precio mis tanates, a lo mucho le rebajan 15 pesos, pero todo mundo sigue como idiota diciendole 2×1…ilusos). Bueno, como le siba diciendo, el día de ayer fue un día para ir al cine, así que la sra. Serk y yo decidimos acudir a la sala más cercana (jeje, no es verdad, pero quería decirlo) a ver Zombieland, y permitanme decidir que fue una decisión cabronamente buena.

No es la mejor película de la historia, tampoco tiene actuaciones memorables o un guión digno de convertirse en libro y volverse el nuevo Don Quijote de nuestra era, pero, joder, que divertida está. El género de Zombies ha sido objeto de culto desde que George A. Romero filmó Night of the living dead, la obra maestra del género (no fue la primera, cabe aclarar, pero si la más representativa); desde entonces han aparecido un sin fin de películas del mismo tema, algunas bastante buenas, y otras asquerosamente infumables. Pero la nueva película dirigida por Ruben Fleischer vino a revitalizar un género que después de estar estancado en el cine durante varios años, empezaba a tener un resurgimiento en los videojuegos y algunos libros, y ahora en el cine con una propuesta fresca y no un refrito de las gloras pasadas.

Zombieland comienza contándonos la historia de lo que le paso al mundo, el cual ahora se encuentra plagado de zombies a consecuencia de un virus que afecto a la mayor parte de la humanidad, todo esto nos lo cuenta el protagonista de la historia, un geek gringo el cual tuvo que convertirse en sobreviviente, y que ha escrito sus propias reglas para sobrevivir en lo que el denomina como tierra de zombies (Zombieland pues), y de el cual, como de casi todos los protagonistas, nunca conoceremos su nombre, Después de un rato se encuentra con Talahasse (Woody Harrelson), otro sobreviviente, el cual es un cabrón hijoeputa el cual solamente disfruta de dos cosas, matar zombies, y comer twinkies, y como esto último no lo ha podido conseguir, entonces tiene muucho material para divertirse. Esta película es divertida a madres, tiene sangre, violencia, humor, y una carita cumshotera que no tiene pierde; Harrelson está de poca madre, Columbus, el protagonista, le agrega un toque de homor y patetismo muy bueno al filme, y Bill Murray es Bill Murray. Si quieren ver una muy buena película para comenzar el año, está es la opción, y saliendo, vayan y comanse unos submarinos (regla #32, disfruta de las cosas pequeñas), yo lo hice. Por cierto, le doy 4 chairas…

Oh, y les dejo la entrada de la película, apoteósica diría yo…(la canción es For whom the bell tolls, de Metallica cuando eran cabrones)

P.D. Vean esto, y vomiten…

Esta entrada fue publicada en Chairas, Películas, reseña, serkenor y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Quiero unos Submarinous….

  1. Barzhon dijo:

    “sabías que en méxico, a los Twinkies, les dicen Submarinos” jajaja, me cagué de risa con esa frase del Woody… Si, creo que Zombieland es una excelente escusa para comer palomitas😀

  2. ailus dijo:

    q perra pelicula es esta y ya saben a hacer cardio q se los comen los zombies😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s