Mad Max está FURIOSAAAAAA


1253003269158762313Mi nombre es Max. Todo mi mundo está reducido a un único instinto: sobrevivir. Cuando el mundo cayó, de repente fue difícil saber quién estaba más loco de todos. Si yo… o ellos.

Recuerdo que alguna vez iba en un auto con unos amigos por una de las avenidas más grandes de la ciudad, recorrimos en 10 minutos un trayecto que por lo general toma 40 o más, esquivando autos, personas, bicicleteros, perros y alguno que otro poste. Fue ilegal, fue idiota, fue peligroso y poro poco acabamos embarrados en las nalgas de algún camión del transporte público que se nos metió a la mitad del camino…pero fue jodidamente divertido.

Así te recibe Mad Max Fury Road…pedirás más

Años después, volví a tener una sensación parecida en la sala de cine sentado en mi asiento nada peligroso y bastante incómodo, y fue viendo la nuevo joyita del cabronsísimamente genial George Miller: Mad Max Fury Road, la secuela de la franquicia que inició en 1979 presentando a Max Rockatansky, una suerte de Punisher pre-apocalíptico que busca la venganza porque unos vandalillos australianos habían tenido la locura de matar a su familia poniéndola bajo las ruedas de unas motocicletas. Esa primer película era un poco malita, pero creó una estética que el propio Miller perfeccionó en la segunda Road Warrior (la mejor de la primera trilogía), y que se encargó de mandar al carajo con la horrible Beyond Thunderdome y la infumable Tina Turner.

6a00d834515e6669e201a511ea0643970c

Gracias Tina, no vuelvas nunca

Treinta años después, regresa la franquicia con una historia muy sencilla pero cargada de chorrocientos kilos de adrenalina, una secuencia de acción que dura más de dos horas con unos pocos descansos, con una actuación rompe madres de Charlize Theron como Imperator Furiosa, la cual se convierte en la verdadera protagonista de la película. Esto no quiere decir que Max desmerezca, la actuación de Tom Hardy le queda al dedillo para el personaje que ya todos conocemos, el hombre atormentado por haber perdido a su familia (cuya hija fantasma lo sigue atormentando) y que en este filme se convierte en la “bolsa de sangre” de Nux (Nicholas Hoult), un War Boy desquiciado y fanático de los discursos casi mesiánicos de Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne), el villanazo del filme que bien podría pasar como el hermano perdido de Sweet Tooth de Twisted Metal.

difer

Separados al nacer…

¿La historia? Sencilla, Max es secuestrado por un grupo de tipos que lo llevan al santuario donde se encuentra Immortan Joe, una especie de profeta que se aprovecha de la escasez de agua y gasolina que hay en el mundo para tener controlada a las personas, a las que ocasionalmente les regala cascadas de agua después de darles un discurso (sí, como una aburrida misa). Furiosa es uno de los Imperator, líderes que guían a los War Boy y que está a punto de realizar una misión especial, pero al salir al camino  se desvía porque lleva consigo un cargamento que pertenece a Joe, y él no se pone precisamente feliz al darse cuenta. Esto inicia la enorme persecución que involucra a otras tres facciones, muchos carros ultra armados y uber poderosos, y a Max como medallón de lo que fuera su propio vehículo.

110763140MADMAX_738400b

Ella es una diosa…calva y sucia

La música es un batazo a nuestros oídos, metal y percusiones por todos lados, y un guitarrista que se echa unos riffs sostenido de un bungee mientras sale FUEGO DE SU GUITARRA; los efectos especiales hechos con CGI son muy pocos (kudos para la inmensa tormenta de arena con tornados de fuego), ya que Miller nos regala acrobacias y explosiones reales que hacen que estés agarrado de los brazos de tu asiento durante la mayor parte del tiempo. Y sí, es cierto que la película tiene un tinte feminista en varias escenas, PERO ESO NO IMPORTA.  Mad Max Fury Road es una jodida belleza, que demuestra que una mujer puede llevar en sus hombros el peso de una persecución infernal con el apoyo de un personaje que todos tenemos ya en nuestra memoria colectiva.

¿Cómo hacer la película aún más cabrona? Pongan a este tipo en toda la persecución

George Miller demuestra que no está ni un poco cerca de la senilidad, haber hecho Babe el Puerquito Valiente y Happy Feet no lo hicieron olvidar lo que es realizar secuencias que te tumban del asiento ni personajes con una estética sacada del punk, tribal y el heavy metal ochentero. Ese hombre agarró el verano palomero y lo hizo trizas con la mejor película de acción que ha salido en este y varios años. Vayan, grítenla, disfrutenla, y vuélvanla a ver.

WITNESS ME!!!

[Vía Rocker.mx]

Esta entrada fue publicada en movies, Películas, reseña, review y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s